2 de febrero: LOS CAÑONES DE LOS NAVARRONES

EL PASEO DE FEBRERO POR EL PLANETA PAMPLONA…

 

  • En lo alto del Ayuntamiento destacan 2 Hércules, con las mazas al hombro, uno a cada lado. Se cree que simbolizan la fuerza y las virtudes cívicas. 
  • La Ciudadela es una fortificación defensiva renacentista que tiene forma pentagonal que parece una estrella de cinco puntas. Se dice que esta forma de la Ciudadela es la que la hace prácticamente inexpugnable para el armamento que se utilizaba en los siglos XVII y XIX pero, a pesar de eso, las tropas napoleónicas la conquistaron a comienzos del XIX. 
      • Se comenzó a construir en 1571. 
      • En el año 1964 el ejército donó este espacio al Ayuntamiento de Pamplona. 
      • Fue nombrado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1973 y Premio de Patrimonio Cultural de la Unión Europea en 2012. 
      • En su interior hay esculturas de gran valor artístico de autores como Oteiza, Aizkorbe, Eslava, etc…
      • También destacan diferentes edificios: Cuerpo de Guardia, Sala Lidia Biurrun para la celebración de bodas civiles y algunas salas de exposiciones (Polvorín, Sala de Armas, Pabellón de Mixtos y Horno) 
  • En 1.808, las tropas de Napoleón tomaron la ciudadela. Se cuenta que la conquistaron en una batalla de bolas de nieve. La tropa francesa dominó la fortificación hasta finales de 1.813. En 1.964, el ejército donó la Ciudadela a Pamplona y hoy se ha conseguido que sea un pulmón verde y un espacio de ocio y cultura.  
  • La plaza del Castillo se considera el cuarto de estar de Pamplona, el corazón de la ciudad. A lo largo de la historia ha ejercido numerosas funciones, desde mercado, hasta lugar de espectáculos taurinos, patio del Castillo de Luis Hutín o centro social de la ciudad, entre otras. 
  • El kiosko de la plaza del Castillo es uno de los símbolos más populares de la ciudad. Fe instalado en 1943, sustituyendo a otro kiosko, de madera, que, en 1910 había sustituido, a su vez, la fuente de la Abundancia obra de Luis Paret. El kiosko cuenta con una cúpula circular sujetada por ocho columnas, con cuatro escaleras curvas y dos fuentes adosadas exteriores. La cúpula está pintada de un azul intenso y el suelo tiene una estrella de ocho puntas. 
  • En el año 1923, Ernst Hemingway llegó por primera vez a Pamplona como reportero del Toronto Star, buscando material para sus crónicas. Dos años después escribió Fiesta, su novela más famosa y una de las que más a ayudado al aumento de la popularidad de las fiestas de San Fermín. Se dice que se enamoró de la ciudad y de sus fiestas y una prueba de ello es que volvió diez veces más a la ciudad entre ese año 1923 y 1959. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 2 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies