3 de marzo: ESTÁN LOCOS ESTOS ROMANOS

EL PASEO DE MARZO POR EL PLANETA PAMPLONA…

 

  • Desde la Edad de Hierro existió a orillas del rio Arga un asentamiento vascón llamado Iruña.
  • En el 75 AD, el General romano Pompeyo que se dirigía a la guerra contra Sertorio llegó y, junto a la vieja Iruña estableció su asentamiento militar que, con el tiempo se convirtió en la ciudad de Pompaelo y, poco a poco, hasta convertir su nombre en el actual de Pamplona.
  • El magnífico Monumento a Pompeyo, construido en un bloque de cemento de 8 metros de altura y con un torso trabajado en hierro que representa al General, se encuentra desde 1992 en la rotonda de Juan XXIII, entre Antoniutti y el inicio de la Avenida Bayona. Es obra de José Antonio Eslava.
  • El Museo de Navarra se encuentra en la cuesta de Santo Domingo en el lugar que ocupaba el antiguo Hospital de Nuestra Señora de la Misericordia del que solo se conserva la portada principal y la capilla, ambas de mediados del siglo XVI. Contiene interesantes piezas desde el Paleolítico hasta la Edad Moderna. Entre estas destaca un retrato del Marqués de San Adrián, obra de Francisco de Goya, y una interesante colección de piezas romanas, entre las cuales destacan:
      • Teseo y el minotauro es un mosaico encontrado en la calle Curia en 1856. Representa una parábola perfecta: el monstruo, Minotauro, persiguiendo al hombre y encontrado en Pamplona, ciudad famosa por los encierros. 
      • Por su parte, el ninfeo romano es un lugar acuático, un santuario que sirve de culto a las ninfas. Durante un tiempo ha habido una representación pictórica en el Museo de Navarra, pero sus restos se encontraron debajo de la Catedral de Pamplona durante las obras de rehabilitación de 1991.   
      • En unas excavaciones del año 1895 apareció en la calle Navarrería el togado de Pompelo. Se trata de una estatua togada de bronces en 3 trozos de la que sólo se conservaba una foto. La pieza desapareció hasta que, en 2015 reaparece en una colección privada, en EEUU. Posteriormente se consiguió que un prestamista la cediera al Museo durante 2 años y, en la actualidad, el Gobierno de Navarra ha conseguido comprarla para que se quede en este lugar de manera permanente.
  • En 1990 ocurrió un fenómeno sin explicación en el museo. Los testigos dicen que una cucharilla se suspendió en el aire sin que nadie la sujetara. No fue el único fenómeno inexplicable: dicen que uno de los cuadros se descolgó y volvió a colgarse solo. Desde entonces, los trabajadores del Museo hablan de la existencia del fantasma Juantxo y respetan su presencia como el verdadero guardián de los tesoros que se guardan allí.  

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

44 − 38 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies