En PLANETA PAMPLONA hablamos de muchas cosas, pero, evidentemente, la historia que creó nuestra ciudad es una de nuestras favoritas. Los 3 burgos y el Privilegio de la Unión.

El caso es que en EL SECUESTRO DE SAN FERMÍN hablamos de Pamplona y también de los burgos. Y cada burgo tenía su iglesia. Navarrería tenía la Catedral, San Cernin tenía la iglesia de San Saturnino y San Nicolas… la de San Nicolás. Pero aunque en el libro hablamos de la Catedral y de San Saturnino, no nos ha dado mucho tiempo de dedicarle su hueco y su importancia a la iglesia de San Nicolás. Y os aseguramos que la tiene. No solo eso: dentro de poco le dedicaremos un espacio en esta web.

Pero, si hay una tradición pamplonesa que tiene que ver con San Nicolás y con su burgo, esa es, sin ningún tipo de dudas el día de San Blas.

Todos los años, el día 3 de febrero se celebra San Blas. El santo al que se le conoce por hacer curaciones milagrosas a animales y, sobre todo, a personas. En mi casa eran más específicos y decían que San Blas curaba la garganta, así que mi abuela llevaba a bendecir kilos y kilos de naranjas. Que yo solía decirle que igual nos sentaban bien por la vitamina C y no porque tuvieran propiedades milagrosas pero, bueno… cada una a lo que nos convenza si las dos comemos juntas las naranjas.

El caso es que otras tradiciones de ese día son, tal vez, menos sanas, pero mas reconfortantes. Todos los 3 de febrero, alrededor de la iglesia de San Nicolás se colocan decenas de puestos en los que se venden bizcochos, tortas de txantxigorri (aquí uno de los pamplonautas, después de ver «La trilogía del Baztán» se empeñaba en llamarlo de otra manera; ya os lo contaremos), chupetes de caramelo, bastones de chucherías y gallicos… gallicos de San Cernin (uno más de los enlaces de los burgos). Pero está prohibido vender pan o ningún producto que contenga nata o crema.

Así que, un año más. allí hemos ido.

Creo que es una tradición pamplonesa que hay que disfrutar. Algo digno de ver.

Y, por una vez al año que nos dediquemos a comer dulces… no nos va a matar si lo hacemos con la debida devoción. Con la nuestra, con la que cada una de nosotras y nosotros sintamos.

Hay una procesión a las 9`45, aunque nosotros, reconozco que nunca la hemos visto. Y, este año, a las 12`30 los dantzaris de Duguna bailarán la soka-dantza en la plaza del castillo.

Disfrutad del día porque, además, este año ha caído en sábado y eso ayuda a celebrarlo. El día después de la escalera sanferminera. Y el día de la marmota.

Pero, si el día que se repite está llena de puestos alrededor de la plaza de San Nicolás y de dulces, no se me ocurre ningún plan mejor.

Idoia Saralegui y Alberto Garayoa

Por Idoia Saralegui y Alberto Garayoa

Idoia, escritora, social y pamplonauta y Alberto, empeñado en proyectos de recuperación y aficionado al podcast y la fotografía. Juntos hemos unido aficiones pero sobre todo inquietudes y la mezcla es PLANETA PAMPLONA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 4 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies